¿Sin tiempo?


Ayer fue el cumpleaños de una personita muy especial, para la que preparamos un paquetito que espero ya le haya llegado, lleno de chuches para hacer manualidades: 





En la sección de manualidades de cualquier tienda relativamente grande, se pueden encontrar los productos de Toga y Aladine, además de otras muchas cosas para que los niños (y los mayores) desarrollen su creatividad. Así que allá que nos fuimos a comprarle sellos, tintas y alguna que otra cosita más.

Le hicimos también una sencilla cajita con su inicial y una etiqueta a juego:


 



Y este es casi todo el scrap que he hecho últimamente... Podría decir que no tengo tiempo para ello, lo cual es verdad... aunque no del todo. Quizá simplemente he elegido no tener tanto tiempo para el scrap... Me explico :)



Cuando nació Leo, me cogí un año de excedencia, además del permiso de maternidad, para estar con él. No fue a la escuela infantil hasta que yo volví a trabajar. Fui muy feliz.





Con Alma hice lo mismo: también me cogí una excedencia, con la idea de quedarme con ella hasta que cumpliera el año. Poco tiempo antes de su primer cumpleaños surgió lo de venirnos a París, por lo que mi excedencia laboral tenía que continuar sí o sí. Una vez aquí, decidí que, aunque es un lugar idóneo para recuperar mi antigua profesión, tenía que aprovechar la maravillosa oportunidad de poder ser una full-time mommy y de dar a mis hijos el tipo de educación que quería para ellos.

Alma no va a ninguna escuela infantil y se quedará conmigo hasta que cumpla los tres años, en que empezará el Kindergarten. Leo va al colegio, pero con un horario mucho más reducido que antes, lo cual le permite comer algunos días en casa y tener más tiempo para jugar.




Todo esto, junto con otra serie de cambios, hace que mi día a día esté más lleno que antes. Pero mi necesidad de hacer algo creativo sigue siendo la misma. Hasta hace poco buscaba cualquier hueco para hacer scrap, cualquier ratito para mirar los blogs, agobiándome por no poder hacerlo tranquilamente. A veces, era como si todas esas cosas cotidianas que hay que hacer estuvieran molestando y quitándome el tiempo de lo que realmente deseaba. Pero entonces no disfrutaba ni de lo uno ni de lo otro, y no conseguía hacer bien ninguna de las dos cosas. Como cuando se te quema la comida por mirar el Instagram. Literalmente ;)

Así que decidí que eso tenía que cambiar. No es fácil, pues llevo varios años en que he hecho algo relacionado con el scrap prácticamente todos los días. Y me gusta, me gusta mucho. Pero hay otras cosas que requieren su tiempo. Cosas nuevas que me interesan. Cosas por descubrir. Y he elegido tener tiempo también para esas cosas.
El scrap sigue ahí, aunque por ahora de otra forma. De vez en cuando me apunto a algún reto para mantenerme; el próximo, el de Scrapidées.  También estoy preparando un taller de adultos y otro de niños, y de vez en cuando doy clases particulares a una pequeñina...





Y están también esas otras cosas. Como cocinar. Me encanta y poco a poco va ganando terreno. Este es el pan que he hecho hoy y que me estoy comiendo ahora mismito...





Además, es algo que puedes hacer con los niños y con lo que ellos disfrutan mucho:








Y leer. Como ya os contaba hace tiempo, he recuperado mi pasión por la lectura, sobre todo por la novela. En Instagram comparto lo que leo, y este es uno de los que está en mi mesilla ahora...








Pasear y descubrir. Por supuesto, París:








Por fuera, pero también por dentro:






Celebrar y compartir. Hemos tenido mucha suerte al encontrar gente muy afín a nosotros, amistades maduras que están enriqueciendo enormemente mi vida aquí:





Y, sobre todo, disfrutar de ellos y con ellos...






Aunque a veces acabemos agotados...








¡Muchas gracias por la visita y feliz vuelta a la rutina!

24 comentarios

  1. me ha gustado mucho tu post, tienes una familia genial, aprovechala a tope.
    un besazo

    ResponderEliminar
  2. Bien hecho Ana!!! Las prioridades cambian mientras avanza la vida, así que hay que tener claro qué es importante, y tú lo tienes!!! ;) Besitos

    ResponderEliminar
  3. Todos esos momentos no se repetirán y está en tus manos aprovecharlos!
    El scrap siempre formará parte de tu vida... Vamos! Esa foto de Alma en el suelo dormida es digna para el recuerdo en un LO :P jajajaja
    Disfruta de la vida, Ana! Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Eres sabia, pequeña! Los jubetes no van a ir a ninguna parte y estarán ahí esperándote, pero estos enanos no nos esperan, crecen a toda leche, así que haces muy bien en disfrutarlos, en vivir París y en sacar tiempo para leer libros tan maravillosos como el de Carlos González. Yo lo leí cuando nació Rodrigo y me encantó. Un besote a los cuatro!

    ResponderEliminar
  5. Claro que sí!!!. Estos momentos con tus hijos no se van a repetir, así que aprovechalos mucho!
    Y nada que ver, pero el pan tiene una pinta exquisita!!jajaja

    Un super besote!

    Charo

    ResponderEliminar
  6. tienes unos hijos preciosos anita, por cierto me tienes que pasar tu cuenta de Instagram yo también soy muy aficionada. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no has recibido mis mails? a ver si es que tengo una dirección antigua...

      Eliminar
  7. Me ha encantado tu post! Totalmente de acuerdo, aprovecha cada momento con tus peques!
    Kissitos!!

    ResponderEliminar
  8. Precioso post. Comparto tus prioridades,xxx.

    ResponderEliminar
  9. Me parece que has hecho una gran elección. Hay cosas realmente importantes en la vida y a esas hay que prestarles atención.

    besitos

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué bonito el post!!! Estoy contigo, en la vida hay prioridades y hay que vivir los momentos bonitos, no sólo scrapearlos . Saludos

    ResponderEliminar
  11. No puedo decir nada que no te hayan dicho ya (^^) Que estoy totalmente de acuerdo contigo, que es importantísimo ser consciente de las prioridades de cada momento porque luego no vuelven, no hay marcha atrás y la sensación de pérdida que puede aparecer tampoco tiene remedio así que, a vivir el día a día, a disfrutar de los momentos, de los niños -despiertos..., y dormidos, que esos ratitos también son un alivio-, de París y de lo que se ponga por delante. Por cierto, ya te lo dije en Instagram pero... ¡Pero qué buena pinta tiene tu pan! ♥ Besitos

    ResponderEliminar
  12. Wow... de repente me veo reflejada, y vamos que no tengo hijos, pero si me sucede eso del tiempo y el scrap... es bueno tomarse su tiempo: lejos pero cerca... Abrazos!

    ResponderEliminar
  13. Pues te animo a este giro en tu vida y en tus actividades. Hay q tomarse las cosas como bien y hacer lo q en el momento realmente apetece. Igualmente espero ver tus creaciones de vez en cuando :) Saludos

    ResponderEliminar
  14. un post genial, felicidades, por todo!

    ResponderEliminar
  15. Me encanta tu entrada!
    Qué bien que puedas aprovechar con tus niños tanto tiempo, aunque tengas que aparcar el scrap.
    Qué envidia de pan y que envidia de Paris!
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Purf, este post es muy fuerte. Me has leído el pensamiento. Yo no podía haberlo expresado mejor y es que a mi, a veces, me pasa lo mismo y ahora también estoy en ese cambio de chic. Hoy, en lugar de ir corriendo a fregar los platos, me he tirado al suelo con Jorge y hemos jugado con un globo. No sabes los gritos de alegría que daba y yo me he reído tanto con él que me dolía la barriga. Tienes toda la razón, eso es lo único importante, no el examen de inglés, ni los platos, ni la lavadora...
    El regalo de Scrap me ha encantado y tus niños están para comérselos. Leo está precioso de bebé (bueno, él es precioso siempre). Mañana le enseñaré la foto a Sofía a ver si lo reconoce y es que se acuerda mucho de él!
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  17. ufff se me han puesto los pelos de punta, que post tan y tan bonito!!! gracias Ana por este regalo!!!
    besitos ^^

    ResponderEliminar
  18. Ana! Te felicito por la decisión que has tomado! Qué pena que estás tan lejos, creo que tendríamos mucho en común!! Mucho ánimo!! Es difícil pero totalmente merece la pena!! Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  19. Que identificada me siento, pero el ver, criar y mostrar felicidad a nuestros hijos no tiene precio, yo tambien le puse freno a mi locura por querer hacerlo todo y participar en todo!!, crear lo dejo para esos tiempos ricos donde es disfrutar sin interrumpir ninguna labor, ahora mi hija tiene 9 año y me acompaña en momentos de scrap y me encanta!!.. linda tu historia y tu familia.. y vamos a conocer París de extremo un beso y te comienzo a seguir!... TITY
    titycrea@blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. ¡Solo puedo felicitarte por tener esta vida! Seguramente para muchas chicas no es un ideal, pero para mi sí lo es! Poder cuidar y educar a tus hijos, es lo más!
    Besos enormes!

    ResponderEliminar
  21. Exactamente me encuentro en este momento.
    Curiosamente te había encontrado antes por Instagram que por tu blog, y has llegado a mí en el momento adecuado.
    Soy madre de un niño de 3 años, Leo. Es un sol. Es listo. Divertido.
    Hemos tenido que abandonar nuestra ciudad y venir a un pueblo donde ejerzo de maestra, y claro, Leo conmigo, a la escuela.
    Estoy alli con él. Cuando sale, cuando comemos, paseamos...
    En ocasiones tanta atención al niño se pelea con mi bordado, con mis álbumes ilustrados, con mis momentos....
    Leerte es como leerme.
    Gracias por tu post
    Gracias por tu sinceridad.

    ResponderEliminar
  22. Precioso post! aprovecha todos los momentos que puedas que eso es lo que nos llena.

    ResponderEliminar
  23. Ai qué bonito post!!! Cada cosa tiene su momento y en cada momento tenemos unas prioridades. Es importante conocerlas y eso nos hace ser más felices! Así que me alegro que no dediques tanto tiempo al scrap ;) aunque egoistamente a las blogeras nos gusta verte por aquí porque haces unas cosas espectaculares!

    ResponderEliminar